Cada día es una nueva oportunidad para hacer cambios en nuestra vida que nos hagan vernos y sentirnos saludables, si ya mantienes ese estilo de vida ¡te felicito!, pero si no es así, ánimo esta es la oportunidad para empezar.

No se trata de procedimientos complejos sino más bien de mirar a nuestro alrededor las costumbres que inciden en la calidad de vida que llevamos y hacernos conscientes de ellas para realizar los cambios necesarios, los cuales no requieren de grandes esfuerzos, pero si de un compromiso serio. Toma nota de los consejos que aquí te brindamos.

1. Toma agua: ¿Quién no ha escuchado que tomar agua es saludable? Quizás pocas veces nos detenemos a meditar sobre la importancia de mantener este buen hábito. El agua además de hidratarnos sirve como un purificador de nuestro cuerpo, como lo revela un reciente estudio que indica que una hidratación deficiente, concentra mayor cantidad de sustancias tóxicas y cancerígenas. Tomar agua al levantarse te permitirá que tu cuerpo funcione armónicamente y te sentirás con más energía. Los especialistas recomiendan de dos a tres litros de agua los cuales debes tomar durante todo el día la manera en la que distribuyes las tomas puede variar de acuerdo a tus gustos, pero los especialistas recomiendan por lo menos 1 litro de agua en un periodo de 30 minutos.

2. Ejercítate sin complicaciones: Si el factor tiempo es una excusa para no ejercitarte, es hora de que comprendas que aunque es bueno asistir al gimnasio, existen otras alternativas de las cuales te puedes adueñar para ejercitar tu cuerpo como: caminar; para hacerlo, una buena opción sería estacionar tu automóvil un poco más distante y realizar el recorrido a pie desde donde lo estacionaste hasta la oficina, subir por las escaleras en vez de usar el ascensor también es saludable. Con la práctica constante tu cuerpo ganará vitalidad, tu metabolismo se acelerará y de seguro lograrás quemar esas calorías que aumentan tu peso.

3. Evita saltarte el desayuno: Cuando de dieta se trata saltarse el desayuno no es la mejor opción, como muchos piensan. Lejos de bajar esas libras de más, puedes provocar serios problemas de salud como gastritis, obesidad entre otros.

4. Come saludable pero balanceado: Una dieta mal balanceada puede causar problemas desde el sistema oseo y muscular hasta el buen funcionamiento del sistema nervioso y del cerebro. Tu cuerpo necesita los nutrientes de todos los grupos alimenticios, pero sin excesos.

5. Sonríe resta los problemas de salud: Un remedio infalible para el alma es la risa, pero no solo es para tu alma sino también para tu cuerpo. Parece un acto simple, sin embargo sus beneficios son multiples; a nivel físico interviene en muchos procesos como: respiratorios, cardiovasculares; disminuye la presión arterial y la frecuencia cardíaca, endocrinos, inmunológicos y del sistema nervioso central, hace que el tono muscular se relaje, aumenta la ventilación pulmonar, reduce la hiperactividad bronquial en pacientes de asma.Así mismo sonreír ayuda a nivel emocional porque produce un estado placentero y de satisfacción en el individuo que que mejora el estado de ánimo sobre todo en estos tiempos donde el estrés juega un papel preponderante y es el resultado de muchos males.

6. Procura un ambiente libre de ruido: Aunque existe un grupo en riesgo de personas que se encuentran en constante exposición a sonidos fuertes por las características de la labor que realizan, lo cierto es que en nuestras urbes todos podemos en alguna medida vernos expuestos a un sin número de ruidos, los cuales pueden ocasionar alguna pérdida auditiva y para lograr ese ambiente libre de la contaminación sonora empezar con nuestro grano de arena, es el inicio para promover conductas saludables. Procura sonar la bocina de tu automóvil lo menos posible, solo en momentos que se amerite, ante la alerta de un posible accidente.

7. Cuida tu piel: Los rayos ultravioletas siguen siendo peligrosos en cualquier estación del año debido al deterioro de la capa protectora de la atmósfera, el ozono, por ello debes procurar al salir de casa el uso de un bloqueador solar, el no hacerlo es un fragante atentado contra la salud de tu piel. Los ideales son aquellos que cuentan con la protección ante los rayos-FPS- UVB y UVA.

8. Evita el consumo de drogas, alcohol, tabaco: Estas sustancias que provocan temporalmente estados emocionales “relax”o de placer pueden desencadenar serios problemas a nivel físico y emocional.

9. La Higiene es vital: Lávate las manos constantemente sobre todo antes de comer, lava las frutas y vegetales ante de comerlas, y procura ingerir las carnes bien cocidas.

10. Realiza tus exámenes médicos preventivos: Por lo menos dos veces al año asistir a una consulta médica te ayudará a mantenerte en óptimas condiciones, y en otros casos también te permitirá detectar cualquier problema de salud.

No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy, una buena salud es invaluable.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.