La gran cantidad de tiempos muertos dentro de las clases de educación física en los colegios generan que los alumnos realicen efectivamente sólo 14 minutos de ejercicio constante en una clase de una hora y media. Así lo reveló un estudio realizado por el Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos de la Universidad de Chile (INTA), el cual nuevamente pone la alarma sobre los altos niveles de sedentarismo que presenta el país.

De esta forma, incluir la actividad física como un asunto prioritario en la agenda de políticas públicas no sería opcional, pues la evidencia científica demuestra que la inactividad física provoca más de tres millones de muertes al año en el mundo. Así lo advirtieron los conferencistas que participaron en la Serie Científica Latinoamericana 2014: vida activa y saludable, que tuvo lugar en Buenos Aires el 11 y 12 de septiembre.

En el encuentro, en el que se analizaron las nuevas tendencias en materia de salud y bienestar, el doctor Michael Pratt, asesor principal de Salud Global del Centers for Disease Control and Prevention (CDC), aseguró que las clases de educación física deben ser mejoradas, como parte de las políticas públicas para combatir la obesidad y el sedentarismo.

“Es muy importante que las autoridades entiendan que la actividad física es una parte esencial de la política pública; la actividad física no debería omitirse de los programas educativos de las escuelas, ni de los programas de salud”, afirmó.

El experto destacó que con reducir sólo un 25% el sedentarismo se evitarían 1.3 millones de muertes en el mundo cada año y cerca de 680 mil sólo en América. De ahí que resulte prioritario, explicó, inculcar en los niños y jóvenes el hábito de la actividad física, pues de acuerdo con diversas mediciones, cerca del 80% de los adolescentes a nivel mundial son sedentarios.

El doctor Francisco Moraga, Past President de la Sociedad Chilena de Pediatría, quien asistió al Simposio, destacó que el llamado a nivel mundial para realizar más actividad física es fundamental, en particular en Chile, dónde de acuerdo al Mapa Nutricional 2013 de la Junaeb, uno de cada cuatro estudiantes de primero básico es obeso, mientras que la mitad de los niños entre 4 y 6 años está en rangos de sobrepeso y obesidad.

“Necesitamos como país no sólo aumentar las horas de educación física -que como hemos visto no se traducen necesariamente en más horas de ejercicio efectivo- sino que realizar estrategias de promoción de actividad física integrales a nivel de política pública, donde participen especialistas, tanto del ámbito clínico, en medicina del deporte y nutricional, así como a autoridades, legisladores y tomadores de decisión”, aseguró el especialista.

Esto se traduciría, de acuerdo al pediatra, en una fórmula que contemple, entre otras cosas el mejoramiento del espacio urbano, ya que “como señaló el doctor Pratt en su presentación, está comprobado que un entorno urbano seguro fortalece el escenario para promover la actividad física. Lo mismo sucede con el mejoramiento del medio ambiente en términos ecológicos”, destacó.

En ese sentido, el facultativo expresó la necesidad de reforzar los espacios públicos utilizados para la actividad deportiva y recreativa, tales como ciclovías y los gimnasios al aire libre, aunque esto debe ir en paralelo con una política de la actividad física al interior de la familia.

“Los padres no pueden depender de las horas de educación física de los colegios, sino que deben incentivar a los niños a moverse: salir a andar en bicicleta en familia, sacar a pasear a la mascota, incentivarlos a ayudar en las labores cotidianas y caminar en vez de usar el auto para todo, son algunas recomendaciones para que los niños aprendan con el ejemplo”, finalizó.

Los invito a conocer de este y otros temas en http://comemascomemejor.blogspot.com

Por Karina Arancibia Andaur, Periodista, Diabética Insulino

Dependiente y Celiaca, creadora del blog Come Más Come Mejor

¿Qué te parece?

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.