Siempre le ha gustado mostrar sus tatuajes a Lady gaga. Pero en un evento especial lucio un sencillo vestido con escote halter que dejaba al descubierto sus hombros y sin ni un tatuaje a la vista.

Gaga hizo que le cubrieran todos sus tatuajes con maquillaje, ya que participó en un encuentro con el Príncipe Carlos y Camilla Parker-Bowles en Londres.

La neoyorquina eligió uno de los look más clásicos del año, un vestido satén blanco de Brandon Maxwell con un moño sencillo. Debido al encuentro con la realeza Lady Gaga se cuidó de no pasar a llevar el protocolo.

¿Qué te parece?

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.