Me pareció interesante un estudio recientemente publicado, en el que se concluía que había aumentado la cantidad de publicidad de alimentos altos en sala, grasas y azúcar, dirigida a la comunidad negra. Esto por supuesto, incidiría en el aumento de las tasas de sobrepeso y obesidad de este grupo.

La University of Connecticut’s Rudd Center for Food Policy and Obesity publicó en la revista Pedriatric Obesity una investigación en que se midió el incremento de la publicidad infantil relacionada con alimentos industriales entre el 2008 y el 2012, así se determinó que los menores negros ven un 49% más de anuncios que los blancos.

Las razones estarían en que en el segmento comercial donde los canales de televisión transmiten spot orientados a este grupo, se presentarían más anuncios por hora. De hecho en un día, los niños blancos veían en promedio dos a tres spot, mientras que los negros, entre cuatro y seis.

En término generales, cerca de un 60% de los avisos vistos por los niños norteamericanos correspondían a cereales para el desayuno, dulces y restorantes. Estas opciones no saludables, suelen ser las más promocionadas entre la población considerando lo fácil que resulta acceder a ellas por su bajo precio y amplia oferta.

Resulta curioso que Estados Unidos destine esfuerzos a, por ejemplo, elevar los impuestos a este tipo de comida, o los criterios de información nutricional en el etiquetado, pero que no pueda contener la publicidad asociada.

Los invito a conocer de este y otros temas en http://comemascomemejor.blogspot.com

Por Karina Arancibia Andaur, Periodista, Diabética Insulino

Dependiente y Celiaca, creadora del blog Come Más Come Mejor

¿Qué te parece?

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.