Sabemos lo importante que es tomar agua después de entrenar, ¿pero sabías que también lo es antes y durante la sesión deportiva?

Partir tu entrenamiento bien hidratada te ayudará a mantenerte fuerte y alerta, y evitar sensaciones de mareo, fatiga, dolores de cabeza y calambres. Sigue bajando para una guía básica de cuanta agua necesitas para un desempeño óptimo, y preocúpate de aplicarla cada vez que entrenes!


Antes: Toma entre 500 y 600cc de agua dos horas previas a tu entrenamiento y luego otros 200cc un cuarto de hora antes.

Durante: Toma agua cada quince minutos, especialmente si estás sudando demasiado o estás entrenando en temperaturas extremas. Si planeas hacer deporte por más de una hora, o bajo calor intenso, toma agua de coco o algún agua deportiva para reabastecerte de electrolitos.

Después: Una buena manera de monitorear si estás tomando suficiente líquido, es fijarte si tu orina es oscura o clara. Si la primera es el caso, entonces estás deshidratada y debes preocuparte de tomar más agua.

Ojo que tomar demasiada agua también tiene sus complicaciones.

¿Qué te parece?

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.