¿Cómo hago para encontrar al hombre ideal?

1.Enfócate en mejorar tus defectos: Dejar una vida sedentaria, pensar más en tu salud o hasta evitar ser tan ordenada en tus cosas te hará una persona más feliz. No hay nada más atractivo que una mujer segura de sí misma. No tienes que hacerlo todo a la perfección, simplemente debes estar consciente de tus debilidades y pulirlas; cuando disfrutas de tu propia compañía, es fácil que los demás también lo hagan. No tiene por qué darte pena que tus amigas tengan pareja y tú no porque un hombre tiene que llegar a mejorar tu felicidad, no a llenarla por completo. Ámate y lo demás llegará por sí solo.

2. Lo perfecto no existe: No descartes a una futura pareja luego de la primera cita. Jamás puedes conocer a una persona en un primer contacto porque podrías dejar escapar a un ser extraordinario. Piensa en que todas las personas, incluida tú, no son perfectas. Sé racional y reflexiona sobre aquellos defectos que podrían corregirse si logran compenetrarse en lo demás. Tampoco se vale que te quedes con lo menos malo para no estar sola. Si lo haces, tu vida se convertirá en un completo infierno y no tienes tiempo para eso.

3. Adopta paciencia: Te tacharán de andar desesperada por encontrar pareja cuando: crees que si no te casas antes de los 35, te quedarás para vestir santos; siempre estás disponible para cualquier tipo de hombre; sales con uno y un mes después le presentas a tu familia; lo celas con relaciones pasadas; cuando tienes novio lo complaces en todo para minimizar el hecho de que te deje…  En primer lugar, necesitas ejercitar la paciencia contigo misma porque el amor es igual que en la vida, todo es ensayo y error. A veces no es suficiente con mera atracción física, hace falta química. ¡Encuéntrala!

4. Borrón y cuenta nueva: Tu pasado es eso, pasado. Si estás dispuesta a encontrar ese hombre ideal para ti, saca de las experiencias pasadas lo mejor y lo demás mándalo a la basura. No tiene sentido que pienses, analices o te rompas la cabeza pensando en “qué hubiera pasado si”. Chicas, el “hubiera” no existe y el tiempo no se recupera ni mucho menos se puede devolver. Lo mismo te sucederá con la persona que conozcas. Habrá cosas de su pasado que no te agraden, pero todo eso de una u otra manera incidió para que lo conocieras y lo hiciera el hombre que es hoy.

5. No te desesperes: No te inscribas en todos los sitios de citas de la red, no pretendas salir con todos los amigos solteros de tus amigas ni tampoco comiences a llamar a tus ex para querer probar de nuevo. Lo importante es que estés dispuesta a conocer chicos nuevos. Si consigues ser accesible y segura de ti misma, verás cómo los hombres vienen a ti. Y si ves a alguien y te gusta, atrévete a dar el siguiente paso. Al final estamos en pleno siglo XXI y no tienes nada que perder.

¿Qué te parece?

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.