Cuando se enamoran, a cada signo le da por demostrarlo de manera diferente. Unos contratan una avioneta con una pancarta que lo ponga bien grande para que sobrevuele la casa de su amor y otros lo guardan tan adentro que alguien tendría que ponerles un suero de la verdad para que acabaran contándolo.

 

ARIES

Cuando Aries se enamora, Aries se queda casi sin apetito, no deja de pensar en la otra persona, sonríe como si fuera tonto, y recuerda una y otra vez cada mirada y cada conversación. Lee y relee mensajes y conversaciones de whatsapp… Está eufórico y no para quieto, está alegre, y tanto por fuera como por dentro se le nota. Menos kilos, más sonrisas… Y menos enfados.

TAURO

Deja de cumplir con sus rutinas, bueno en realidad las aparca a un lado, y se vuelve mucho más flexible, su vida tenía sentido pero ahora lo tiene mucho más marcado. Sonríe más, es menos testarudo, es capaz de escuchar y de ceder y volverá a analizar toda su vida. En Tauro se nota que es menos responsable, más despreocupado por tonterías, y también más feliz. Quiere disfrutar el momento. Su cabeza y lo que hace están centrados en el nuevo amor.

GÉMINIS

Géminis se siente diferente y se le nota, todos lo notan. Está más atractivo/a, su sonrisa es kilométrica y cuando alguien le habla del tema se pone nervioso y hasta colorado. Si es amor de verdad, Géminis tiene menos ganar de salir y de estar con otras personas. Todo ese tiempo socializándose con el mundo lo utiliza para centrarse en esa persona especial…

CÁNCER

Cáncer se pasa el día pensando en la otra persona o buscando momentos para estar con ella. La idealiza hasta la extenuación, y se siente morir de gusto por haber sido elegido por ella. Todas sus ilusiones por tener una relación ideal de pronto tienen un objetivo y Cáncer es lo único que ve. Lo malo, los defectos, la realidad más fea, eso no lo ve. Ahora no.

LEO

Leo se pasa más horas frente al espejo, busca durante más tiempo qué tipo de ropa ponerse, piensa continuamente en planes y detalles para sorprender a su amor… La vida es un escenario ideal en el colocarse con su amor y que todos vean lo feliz que es Leo. No se puede ser más feliz. Muere de felicidad cuando está enamorad@, y lo demás, bueno o malo, ya no importa tanto.

VIRGO

En la imaginación de Virgo, con lo poco fantasioso que es, comienzan a mezclarse realidad con ilusiones, hechos con fantasías, y a Virgo le da vueltas la cabeza. Todo es nuevo. Le gusta la sensación de que haya alguien en su presente y quizás en su futuro. Le gusta mucho. Y piensa en algunos detalles para hacérselo saber a la otra persona. Piensa mucho en todo.

LIBRA

Libra se descoloca un poco al enamorarse. Bueno, lo primero es que no reconoce del todo que se ha enamorado. Eso es lo último. Pero cuando sucede “eso”, si los demás nos hacemos preguntas ya os podéis imaginar a Libra. Se ahoga en ellas. Es una duda andante. Aunque nadie note nada. Analiza cada palabras, cada momento; necesita saber si la otra persona siente. Si la otra persona siente lo mismo para de verdad estar segur@ de todo.

ESCORPIO

Para Escorpio, cuando el amor llama a su puerta, una eterna pregunta comienza a rondar su cabeza a diario: ¿por qué no se encontró antes con esa persona? Es tanto lo que siente que le hubiera gustado empezar antes. Y de la reserva pasa a la demostración absoluta (bueno, no absoluta), pero es otra persona, otra persona distinta a la que el mundo está acostumbrado a ver, y las miradas son más hipnóticas que nunca. Como si quisiera con ellas poseer a la otra persona.

SAGITARIO

Sagitario cuando ama lo dice, lo cuenta, lo demuestra, a pesar de que a menudo quiera morderse la lengua. Si alguien no se lo nota es porque está dormido porque esa cara que tiene Sagi y esa sonrisa de oreja a oreja allá donde va, le delata. Porque quiere, claro. Es un signo muy seguro de sí mismo y no tiene problemas en demostrar lo que siente pero todo a su tiempo, tampoco lo anuncia en televisión. Y siempre demostrará más de lo que sus palabras puedan decir.

CAPRICORNIO

Además de estar más nervioso de lo normal y también más dulce, en Capri se desencadena una gran curiosidad por la otra persona cuando se ha enamorado. Lo quiere saber todo de ella, incluidos sus defectos, que casualmente, y por muchos que tenga, no le echan para atrás. Si Capri se ha enamorado lo quiere todo, defectos incluidos. Mejor saberlo desde el principio que llevarse sorpresas después.

ACUARIO

A Acuario se le nota mucho cuando siente algo. Se rebela tanto contra el amor y cualquiera de sus síntomas que lo que hace es llamar aun más la atención sobre su persona mientras intenta que no se le note nada. Así que es fácil verle nerviosill@, poniéndose colorad@ delante de esa persona o más acelerad@ de lo normal. Aunque también tenga minutos de silencio mientras piensa rápidamente qué es lo que debe o no debe decir… Suele medir sus palabras por miedo… Pero sólo al principio…

PISCIS

Con Piscis puede haber todo tipo de manifestaciones o no haber ninguna. Podrá demostrarte que te ama con locura o podrá parecer que no quiere saber nada del amor. Habrá que ver lo seguro que se siente porque como no esté seguro se retrae hasta el límite y no se sabe ni lo que siente, ni lo que piensa, ni lo que padece, ni donde está. Si se deja llevar, sus ojos sí pueden ser muy delatores. Están más soñadores y bonitos que nunca. Brillan con luz propia y lo mejor es que deslumbran a todos.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.