Cómo cuidar tu garganta y tu voz en épocas de frío

El otoño ya llegó y el frío comienza a ser cada día más intenso, con ello aparecen los primeros síntomas de los resfríos tan típicos de estas estaciones del año; es que tanto cambio en las temperaturas, la humedad, el frío y el viento terminan pasándole la cuenta a nuestra garganta, es por eso que hoy en Vanguardistas te daremos algunos tips para mantener tu voz impecable y tu garganta sana.

El dolor de garganta además de ser el primer indicador de una gripe, también puede revelar otros posibles trastornos a los que hay que estar atenta, por eso siempre es mejor prevenir que curar, así que sigue estos consejos para cuidarte en la época de frío.

  1. Humedece con frecuencia tu garganta: bebe mucha agua durante el día, ya que mantener las cuerdas vocales húmedas te evitará muchos problemas. Hay algunas hiervas medicinales con las que es mucho mejor realizar las infusiones que bebas durante el día, como la salvia y el tomillo porque evitan la inflamación y evitan la tos.
  2. Di adiós al tabaco y al alcohol: ambos son enemigos número uno de una garganta sana, peor aún es fumar si ya tienes faringitis o amigdalitis. El alcohol no sólo te deshidrata lo que es fatal para las cuerdas vocales, sino que también causa tumores de faringe y laringe, al igual que el tabaco que incluso puede llevarte a desarrollar un cáncer.
  3. Descansa lo suficiente: la ocho horas de sueño nocturnos son vitales para que nuestro cuerpo, incluida nuestra garganta y cuerdas vocales, se recuperen por eso si ese descanso es interrumpido, el resultado es una voz más cansada y ronca de no normal… es por eso que te has dado cuenta que cuando duermes poco amaneces con la voz débil o ronca?
  4. Evita el estrés: cuando nos estresamos la musculatura de la garganta y cuello se tensan en exceso, al igual que nuestras cuerdas vocales que reaccionan a ese estimulo exterior, es por eso que muchas veces puedes quedar sin voz por algún período sólo por nerviosismo o estrés. Evítalo.
  5. Aliméntate saludablemente: prefiere los alimentos que protejan tu garganta y aumenten tus defensas, como lo son: naranjas, limones, uvas, tomates, arándanos, piña, ajo, cebolla y brócolí.
  6. No consumas alimentos ni muy fríos y ni calientes: las temperaturas extremas harán inflamar la zona de la garganta, por eso es recomendable comer y beber todo a temperaturas medias.

 

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.