Entrenadores de cintura: ¿Qué tan buenos son?

El sueño de toda mujer siempre ha sido tener cintura de avispa y los intentos a  través de la historia por lograrlo han sido varios: desde los corsé hasta los entrenadores de cintura que tan de moda han estado en el último tiempo, pero ¿realmente funcionan? En esta nota te contamos los pros y contras de los “waist trainer”

 

Sin duda alguna, todas hemos soñado con tener una pequeñísima cintura y la figura escultural de las famosas. Nos preguntamos cómo lo hacen para mantenerse así y nuestras especulaciones van desde dietas extremas hasta múltiples operaciones y, aunque eso no está muy alejado de la realidad, hace un tiempo las hermanas Kardashian revelaron uno de sus secretos y comenzaron a mostrar fotografías a través de sus redes sociales usando unas fajas modeladora que, según ellas, las hacían tener esas siluetas soñadas, es así como comenzó el boom de ventas de estos waist trainer.

Estas fajas usan el mismo principio de los antiguos corsé, el “tightlacing” que significa cordón apretado; en palabras sencillas, se basan en mantener la zona de la cintura apretada sin posibilidad de expandirse, lo que llevaría -en el largo plazo- a lograr reducir centímetros de ella.

En nuestro país, varias famosas también lo usan y se venden de diferentes marcas y precios, fluctuando su valor entre los 35 y los 60 mil pesos, sin embargo siempre se recomienda acompañar su uso con ejercicio regular y alimentación sana, ya que por sí sola no mostraría mayores resultados, puesto que es un complemento y debe ser usada al menos 7 horas diarias para notar cambios.

Las waist trainer se venden en diferentes tallas, desde la S  a la XXL, por lo que es esencial medirse la cintura para comprar la talla adecuada, ya que si usamos una que no corresponde o nos quedará suelta y no servirá de nada, o nos quedará demasiado apretada y podríamos llegar a tener problemas de salud, puesto que esta faja reduce el flujo de los pulmones, el corazón y otros órganos, tal como lo han comentado algunos médicos.

Según kinesiólogos, el uso de este tipo de fajas ayuda a mejorar la postura y las molestias lumbares y que, si bien se pueden observar resultados en poco tiempo, éstos serían momentáneos, ya que esta prenda moldea la cintura empujando las costillas y la piel, pero no hace bajar de peso.

Así que ya saben, ningún método es milagroso y siempre se requiere de esfuerzo para poder lograr la figura que soñamos. Aquí te dejamos lo bueno y lo malo de estas fajas de moda, ahora la decisión de usarla o no es tuya.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.