El invierno llegó y con todo. En gran parte del país el termómetro marca bajo los cero grados durante las mañanas, convirtiéndose esta época en una de las más frías de nuestra historia. Por este motivo, los especialistas llaman a tener precaución ya que varias partes de nuestra piel quedan expuestas. Sin duda, después del cutis, la de las manos es la más afectada, por eso en Vanguardista te enseñamos a proteger tus manos y evitar la resequedad.

1- No las acerques a la estufa: ¿Te ha pasado que sientes tus manos muy heladas y lo primero que haces es acercarlas a la estufa o la chimenea? Bueno, esto es justamente lo que NO hay que hacer para tenerlas sanas durante el invierno. Para mantener el calor lo ideal es usar guantes, pero tampoco mantenerlas abrigadas en exceso.

2- Crema hidratante: Luego del baño lo ideal es aplicar una crema hidratante, pero no solo en las manos, sino que también en las uñas. Ten en cuenta, que la crema debes aplicarla a menudo en tus manos, no solo a la hora de tomar una ducha.

3- Crema reparadora: En la noche debes usar una crema de consistencia más grasa, ya que durante el día se usa una más liviana.

4- Bloqueador solar: Nunca salir de la casa sin aplicarlo, es demasiado importante para proteger la piel, debemos usarlo durante todo el año, no sólo en el período de verano.

5- Componentes importantes: aplica cremas que tengan principios activos especiales como por ejemplo Urea, Manteca de Karité, Niasinamida, Dexpantenol e idealmente que sea en forma de ungüento. También aguas termales y ácido hialurónico te ayudarán.

6- Inmersión: una vez por semana realiza una inmersión de unos 2 o 3 minutos con aceite de oliva tibio (también sirve aceite de coco o argán) y luego masajea las uñas. Al igual que con la crema hidratante, las uñas son muy importantes en el cuidado de nuestras manos.

7- Tipo de piel: si tienes piel normal, utiliza una crema de manos regular con vitaminas pero no necesariamente con aceites, es decir, que sea una crema más liviana. Si tu piel es seca utiliza una crema con más elementos reparadores, protectores y anti irritaciones, por ejemplo, una de aloe vera.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.