Los alimentos que más hambre generan

Cuando estamos buscando bajar de peso, intentamos ponernos a comer alimentos popularmente saludables o que parecen muy sanos. Pero, hay algunos de ellos que, al ingerirlos, nos producen más hambre; Sí, como lo leen, existen alimentos que te hacen seguir sintiendo con apetito aun cuando tu estómago ya está repleto, por eso en Vanguardistas te contamos cuáles son para que los eviten.

1.Pan blanco: La harina blanca, a diferencia de la integral, no tiene fibra y es ésta la que nos entrega la sensación de saciedad, es por eso que aunque sólo comamos una pequeña porción de éste no quedaremos satisfechos y, por el contrario, nos generará más hambre debido a que este tipo de harinas aumentan los niveles de insulina.

2. Jugo de frutas: Hoy hacer jugos de frutas es muy popular, ya que es innegable que son muy ricos y, además, parecen ser saludables, pero no es tan así… ya que contienen toda el azúcar de las frutas, pero sin nada de fibra original debido a que esta queda en la pulpa. Por eso, lo más recomendable, si quieres consumir de este tipo de jugos, es que lo hagas con la fruta completa, incluyendo la cáscara y no sólo exprimiendo su jugo. La idea es hacer una especie de smoothie añadiendo una porción de proteína en polvo, ya que sólo el agua con las frutas no te harán sentir muy satisfecha.

 3. Pastas: Este alimento tiene el mismo problema del pan blanco que comentamos anteriormente, e incluso peor, ya que las pastas son muy fáciles y ricas de comer en diferentes formas. Lo indicado es comer sólo media taza de pastas cocidas, sin embargo esto jamás ocurre, siempre comemos bastante más, por eso es ideal sacarlas de nuestra dieta o cambiarlas por una porción más grande, pero de pastas integrales.

4. Sushi: A simple vista el sushi parece ideal ya que es un pequeño bocado, con ingredientes naturales como verduras y pescados sin aliños, pero la verdad es que al comer sushi, lo que más comes es arroz y casi sin darte cuenta estás ingiriendo una gran cantidad de carbohidrato que se digiere rápidamente haciéndonos sentir hambre más pronto de lo que deberíamos. Ni hablar de la soya con la cual se acompaña, que posee altísimas concentraciones de sodio que estimulan la retención de líquidos haciéndonos ver más hinchados.

5. Endulzantes artificiales: Si bien es cierto, los endulzantes artificiales como la sucralosa, sacarina y otros, no tienen calorías, estos provocan que las células cerebrales se exacerben pues piensan que están a punto de digerir azúcar, aunque realmente no sea así, lo que provoca que tu cuerpo se quede con las ganas de ingerirla y te haga sentir muchas más ganas de lo normal de comer cosas dulces durante el día.

6. Cereales: la mayoría de éstos están hecho con harinas refinadas y con mucha azúcar, por lo que un desayuno con ellos puede ser una de las peores formas de comenzar el día, ya que sus componentes causan altas y bajas en los niveles de insulina en la sangre, pero si aun así quieres comer cereales, intenta buscar marcas que contengan al menos 5 gramos de fibra y menos de 5 gramos de azúcar por porción.

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.