Los increíbles y desconocidos beneficios del Coco

Este exquisito fruto tropical es uno de los alimentos más completos que existe y podría tener bondades para tu piel, pelo y organismo que ni siquiera imaginas, por eso  hoy en Vanguardistas te contamos todos sus secretos.

Seguramente, alguna vez has escuchado que el aceite de coco es lo mejor que hay para hidratar el pelo, pero ojo, que este fruto no sólo es efectivo para fines cosméticos, también tiene increíbles beneficios para tu salud.

En los países tropicales, lo utilizan por sus propiedades bactericidas, antiparasitarias, hipoglucemiantes, inmunoestimulantes y antioxidantes. Alcanzada la madurez de las semillas de coco, contienen muchas vitaminas, minerales y nutrientes que son esenciales para nuestro organismo.

Y eso que te han dicho de que es lo mejor para el pelo, no es mentira, ya que además de servir para cocinar y condimentar, el aceite de coco orgánico restaura la fibra natural del cabello y aporta luminosidad y suavidad a éste.

Pero, además de las propiedades para nuestra salud y pelo, consumiéndolo regularmente, podrías mejorar tu sistema digestivo y, si tienes la piel reseca y con poca elasticidad, el coco es la solución.

Anota los siguientes tips para usar el aceite de coco en tus comidas:

  • Saltea verduras, carne o pollo como si fuese el aceite común y corriente.
  • Puedes agregarlo a batidos o jugos.
  • Intenta comerlo helado en cucharadas, al ser orgánico, el aceite de coco se solidifica y sabe muy rico.
  • Aliña tus ensaladas con este aceite en vez del de oliva o maravilla.

Como les mencionábamos anteriormente, el coco, al ser orgánico, se solidifica, si te pasa, procura derretirlo a baño maría ya que de otra forma podría perder alguna de sus propiedades.

Este aceite puedes encontrar el coco en aceite en el supermercado y algunas farmacias o almacenes naturistas. Así que ¡ya sabes! Si no tienes el coco dentro de tu alimentación y/o uso cosmético ¡inclúyelo ya!

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.