Puede resultar desesperante cuando quieres que tu pelo crezca, pero pasan los meses y no hay manera de que ocurra. Incluso mides a ver cuánto te crece y te das cuenta de que nada de nada. Pero, ¿por qué ocurre esto? Quizá sean algunos de tus hábitos…

1-Duermes poco

Tu descanso diario es lo que tu cuerpo necesita para poder recuperarse del desgaste diario y regenerar todos sus tejidos. Aunque es cierto que nuestros estilos de vida pueden ser bastante complicados, es necesario que duermas por lo menos entre 7 y 9 horas seguidas para que tu cabello (y todo tu organismo) no se vea perjudicado.

2-Fumas 

Si eres una mujer fumadora, estoy segura de que no es la primera vez que te dicen que este hábito es malo para tu salud. ¡Acá va otro motivo más! Los químicos que contiene el cigarrillo podrían ralentizar el crecimiento de tu cabello, en tanto afectan los vasos sanguíneos que hay en el cuero cabelludo.

3-Tomas algunos medicamentos

Algunas pastillas anticonceptivas, antidepresivos y anticoagulantes pueden contribuir a que tu cabello crezca más lento e incluso a que se te caiga. Los ingredientes pueden ser tóxicos para tu cuero cabelludo.

4-Llevas una mala dieta

Somos lo que comemos, por lo que es importante que controles tu dieta si quieres que tu cabello no se vea afectado y pueda crecer saludablemente. Es necesario que tu alimentación sea equilibrada y tenga todas las vitaminas y nutrientes necesarios para que tu cabello permanezca sano. ¡Que en tu compra no falten las frutas y las verduras!.

5-No estas bien hidratada

Sin agua, no hay vida. Y con tu pelo pasa igual. Para que tu cuerpo funcione correctamente necesitará estar bien hidratado; solo de este modo podrás tener una mejor circulación y una adecuada eliminación de residuos. Tu cuerpo necesita nutrientes para que tu cabello crezca fuerte. ¡No olvides beber de 8 a 12 vasos de agua diarios!.

 

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.