En todo el mundo, las mujeres se han convertido en víctimas de abusos físicos, ya que somos percibidas como débiles e incapaces de protegernos. Con el aumento de los crímenes violentos contra las mujeres, se ha convertido en una necesidad para las mujeres aprender las habilidades para protegerse contra esas situaciones violentas.

Aprender artes marciales puede ser una gran manera no solo para defendernos, sino también para aumentar la confianza en nosotras mismas y mantenernos en forma. Hay varias disciplinas de artes marciales para elegir, cada una con sus propios beneficios.

Taekwondo

El taekwondo es una forma popular de arte marcial coreana que enfatiza principalmente las patadas. No solo enseña las habilidades físicas de combate, sino también agudiza la conciencia del cuerpo y la mente. Concentración y dedicación son las dos cosas más importantes necesarias para aprender taekwondo. La incorporación de patadas ayuda a aumentar la flexibilidad del cuerpo mediante el uso de los músculos alrededor de las caderas, los muslos y el bajo abdomen. La práctica regular puede ayudar a evitar condiciones de salud como la osteoporosis.

Jiu-Jitsu brasileño

El Jiu-Jitsu brasileño es una forma de arte marcial que se centra principalmente en el agarre, los lanzamientos y la lucha. Esta forma es generalmente más eficaz para las mujeres debido a su enfoque en las técnicas de agarre y la influencia sobre la fuerza bruta. La práctica del jiu-jitsu brasileño ayuda a aumentar la conciencia, la fuerza y la movilidad del cuerpo.

Aikido

Este arte marcial enseña a sus practicantes a usar o redirigir la fuerza y la energía de un asaltante contra ellos. El objetivo principal en aikido es desarmar al atacante sin herirlo y su práctica proporciona una aptitud física general al cuerpo y también aumenta la flexibilidad.

Karate

El karate es una forma de arte marcial que se remonta a principios de 1300. Se trata principalmente de puñetazos, patadas, golpes de rodilla, golpes de codo y técnicas de mano abierta. El karate es conocido por su capacidad para hacer que una persona esté más en forma y ayuda a las mujeres a desarrollar su físico, así como la salud mental. No solo facilita la autodefensa, sino que también ayuda en la pérdida de peso y alivia el estrés.

Krav Magá

El krav magá es un arte israelí que ha ganado cierta popularidad en los últimos años. Es el sistema oficial de autodefensa de la Fuerza de Defensa Israelí y enseña a sus practicantes cómo lidiar con ataques armados y desarmados. Las mujeres pueden beneficiarse del krav magá porque ayuda a protegerse contra situaciones violentas como las agresiones sexuales. Las mujeres pueden aprender cómo varias partes de sus cuerpos como codos y rodillas pueden convertirse en armas de ser necesario.

Recuerda que la mejor forma de protegerse de un ataque violento es estar preparada. Así que dales a las artes marciales una oportunidad.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.