Tratamientos para el cabello en base a cerveza

La cerveza no sólo sirve para disfrutarlos junto a los amigos en un caluroso día de verano, sino que además tiene muchas propiedades para beneficiar nuestro cabello.

Gracias a la malta y el lúpulo que tiene en su composición, esta bebida logra proteger y reparar las células capilares de todos aquellos procesos químicos a los que nos encontramos constantemente expuestas: el sol, el cloro, la contaminación ambiental, la decoloración, etc.

Además, la cerveza posee altos niveles de azúcar, lo que permite que  se aprieten las cutículas con los filamentos, aportando brillo para tu pelo y ojo, que no es importante la calidad de la cerveza, una de alto valor o importada entrega los mismos beneficios que la más barata del mercado.

Por eso hoy en Vanguardistas te  dejamos cinco tratamientos efectivos para lucir un pelo perfecto:

  • Champú de cerveza

Ingredientes:

¼ de taza de champú

½ taza de cerveza

Preparación: Hierve la cerveza hasta reducirla a ¼ de taza, luego agrégala al champú y mézclalos bien. Lo puedes usar como tu champú de lavado habitual ya que no solo aporta brillo, sino que te ayudará a eliminar la grasa.

 

  • Acondicionador de cerveza

Ingredientes:

Una taza de cerveza caliente

Una cucharadita de aceite de jojoba

Preparación: Una vez que la cerveza esté caliente (no hirviendo), mézclala con el aceite de jojoba, hasta tener un resultado homogéneo. Utiliza esta mezcla como acondicionador y al poco tiempo tendrás un pelo manejable y luminoso.

 

  • Para un mejor enjuague

Ingredientes:

Una lata de cerveza

Una botella vacía con rociador

Preparación: Abre la lata de cerveza por dos a tres horas, hasta que tome temperatura ambiente. Una vez transcurrido el tiempo, pasa toda la cerveza a la botella con rociador. Una vez que te laves el pelo, después de aplicar tanto champú como acondicionador, aplica la cerveza con rociador y dejar actuar durante dos minutos. Luego enjuaga con agua fría. El olor se va en pocas horas y tendrás un pelo con movimiento, suave y dócil.

 

  • Para un alisado natural

Ingredientes:

Un limón

Un vaso de cerveza

Preparación: Primero exprime el jugo de limón para mezclarlo con un vaso de cerveza. Pese a que se vea tentador no te lo tomes, aplícalo en tu cabello luego de haberle aplicado el champú y acondicionador. Enjuaga con esta mezcla y listo. Al secarlo verás un cabello más liso.

 

  • Para aumentar volumen

Ingredientes:

Un litro de cerveza

Una cucharada de aceite de girasol

Un huevo crudo

Preparación:

En un recipiente vierte la cerveza, la cucharada de aceite y el huevo. Mézclalo todo y aplica en el cabello. Déjalo repostar por algunos minutos y luego enjuaga con acondicionador para sacar el olor y los residuos.

 

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.