Te miras al espejo y ves que tu cabello no tiene brillo y siempre está igual. ¡Con lo que ansías tenerlo largo! Si siempre está así, el problema reside en las vitaminas que incorporas o no a tu organismo.

Hay algunas que son esenciales para el crecimiento del pelo. Una vez que comiences a incorporarlas a diario, notarás la diferencia.

Vitamina E

Lo mejor, no obstante, es exponerse al sol dos veces a la semana al menos 30 minutos.

Es la mejor antioxidante y colabora con la salud de tu cabello: hace que se vea siempre joven, inhibiendo los signos del envejecimiento.

Puedes encontrarla en algunos frutos secos, en el aceite de maíz, de soja, de girasol, de germen de trigo, de cártamo y en la mantequilla.

Vitamina D

Es la vitamina que se sintetiza con la exposición al sol. Si se te cae el pelo, la falta de vitamina D puede ser la responsable.

También puedes obtener la vitamina D que necesitas a través de tu alimentación, gracias al aceite de hígado de bacalao, los mariscos o los lácteos.

Vitamina C

La vitamina C es más conocida para prevenir resfríos, pero también es genial para el cabello, porque produce colágeno, que es una proteína fundamental para el crecimiento del pelo.

Puedes encontrar esta vitamina en cítricos, hortalizas y variados suplementos. ¡Es fácil de incorporar!.

Vitaminas del complejo B

Es un grupo extremadamente importante para lograr el crecimiento del cabello porque, por ejemplo, la B7 estimula los folículos y la B3 hidrata el cabello y evita que se vuelva quebradizo.

Todas se encuentran en los lácteos, cereales integrales, aves de corral, verduras, pescado y carnes rojas.

Vitamina A
zanahorias2

Es conocida como una gran antioxidante y por colaborar con la salud de los ojos. Puedes encontrarla en las zanahorias, mangos y lechuga. Puedes estar segura: si comes estos alimentos con regularidad, mejorará el aspecto de tu cabello y poco a poco comenzará a crecer.

¿Qué te parece?

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.